sofá con perro

Buenas a todos! Mi chica y yo somos súper amantes de los animales y siempre hemos tenido mascotas en casa. Ahora tenemos a una perrita, Lua, una golden de dos años que nos dieron unos conocidos que se la compraron a su hijo y un año después no sabían qué hacer con ella. Pero para nosotros es lo mejor que nos ha pasado en los últimos años.

El tema es que por aquel entonces nos acabábamos de cambiar de piso y teníamos que comprar un sofá nuevo, y tenia que ser una chaise longe porque nos encantan. Fuimos a la tienda OKSofás de Cornellá (la que hay cerca del Corte Inglés) y nos atendió un vendedor majísimo. Un chico que nos atendió estupendamente y que entendió muy bien el problemilla de pelos que teníamos con la perrita (nadie sabe el pelo que llega a soltar). Nosotros queríamos una tela de sofá que fuese fácil quitar el pelo y encima a Luisa le gustaba que este fuese de color oscuro.  Al final nos mostró un sofá chaise longe muy guapo, con cabezales reclinables y con una tela que podíamos limpiar con cierta facilidad con un cepillo o con un rodillo de esos que se pegan los pelos.
Una cuestión que nos gusto mucho de Oksofás es que si las telas para tapizar sofás 
se deteriora al cabo de unos años, ellos, al ser fabricantes, te hacen unas fundas nuevas a un precio especial porque tienen las plantillas de todo lo que fabrican.

Por cierto el sofá queda super bién con la combinación de los cuadros con tonos azules de los cuadros. Es un color que nos da a los tres mucha tranquilidad.

Gracias a OKSOFAS por llenar mi comedor con confort.

Mi sofá y mi perrita

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *