Buenas. Me gustaría aprovechar este espacio para contar mi experiencia con OKSofás.

Tengo que reconocerlo. No sabía de la existencia de OKSofás hasta que mi antiguo sofá hizo “kaput”. Hasta que no te sumerges en búsquedas por Internet no sabes la cantidad de tiendas y producto que existe en esta categoría. Y bien que me alegro de haber descubierto OKSofás.

Lo dicho, una vez mi antiguo sofá murió, estuve buscando a su sustituto por la red. Llegué así a la web de OKSofás, donde pude ver una parte de su catálogo y, viendo donde se encontraba el más cercano a mí, en Burgos, en la calle Vitoria, me convencí ya del todo.

Aproveché un fin de semana y allí que me planté. Había visto ya varias fotos de la tienda por Internet y ya vi que era bastante bien decorada. Ahora solo quedaba probar el producto, ya que si bien el sofá entra por los ojos, otra es la parte que tiene que probarlo. Ya sabéis.

La cuestión es que en la tienda de Burgos me atendió Diego, un tendero de lo más entendido. Le conté mi situación: lo que necesitaba, las medidas, en qué tipo de color me gustaría y estuvimos cerca de una hora probando diferentes modelos. Hasta que al final llegué a mi modelo.

Precio asequible, comodidad, visualmente atractivo. ¿Podía pedir más? Total, que tras acordar con Diego el tema de la financiación me aseguró que en unos 45 días tendría el sofá en mi hogar.

No fueron 45 días, sino 37. Poco más de un mes después de la compra ya tenía este pedazo de sofá en mi salón. Total, que muy, muy, muy contento con mi compra en OKSofás. Si queréis un buen sofá por Burgos, ya sabéis por donde podéis pasaros.

Pues sí que ha quedado chulo, sí

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aviso Legal | Política de privacidad | Clausula de contacto